Preparando el año que llega

Preparando el año que llega

El año 2018 está regido por las energías del arquetipo de la Hechicera. En este artículo de Miranda Gray podrás conocer qué se mueve gracias a esta energía. Puede ser un momento difícil, de encuentro con partes ocultas, de descensos y sacrificios. Pero también es la energía que nos mueve al desprendimiento de lo que nos sobra y a conectar con nuestra espiritualidad y nuestra intuición. Nos enseña a fluir y a aceptarnos tal y como somos.

Desde Mujer de Luna te ofrezco la oportunidad de transitar este año cargada de herramientas que te ayudarán a hacerlo más llevadero, encontrarte contigo misma y conectar con tu intuición de una forma más profunda. Dale voz a tu Hechicera Interna y descubre todo lo que tiene que aportarte.

La semana que viene tendrás toda la información que necesitas para apuntarte y hacer este viaje en compañía.

 

 

Bendición Mundial de Agosto

Bendición Mundial de Agosto

El próximo día 7 de agosto, ábrete a recibir una nueva Bendición Mundial de Útero. Conecta con la energía de la Luna, despierta tu útero y siente la conexión con miles de mujeres en todo el mundo, compartiendo su amor.
Si estás en el Hemisferio Norte, recibirás una meditación adicional para celebrar la abundancia y la cosecha. en el Hemisferio Sur, se celebra el despertar a la vida y los primeros pasos en el mundo.
http://www.mirandagray.co.uk/register.html

bmu agosto

Los hombres pueden acompañarnos y recibir El Regalo de la energía sagrada femenina, la energía del AMOR, así, en mayúsculas.
http://www.mirandagray.co.uk/register-men.html

Disfruta de esta experiencia, sola o en compañía, en grupo, con o sin hombres. Recibe la energía directamente desde Miranda Gray o a través de una Moon Mother. Deja que el amor sagrado fluya a través de ti y despierte tu útero para conectarlo con la pulsión de la vida.
Y luego, cuéntame qué tal te fue.

Chi Kung para la mujer

Chi Kung para la mujer

Este libro nos explica cómo utilizar los ejercicios energéticos y físicos del chi kung para equilibrar y restablecer la salud de la mujer. Nos cuenta cómo abrir los canales energéticos vinculados a los órganos reproductores femeninos y cómo eliminar los bloqueos energéticos que provocan disfunciones y enfermedades sexuales. Aparece un masaje de pecho y genitales que hace circular el chi (la energía vital) por todo el organismo. También se detalla la práctica del levantamiento de pesas chi, técnica semejante a los ejercicios de Kegel, pero con el empleo de un huevo intravaginal de jade. A todo esto (y más), se suman consejos dietéticos, limpiezas depurativas y remedios herbales que estimulan aún más la sanación de los órganos femeninos y la conservación del deseo sexual.

Sus autores son renombrados maestros de Tao y alquimia interior.

Plantas para el ciclo (4). La menstruación

Plantas para el ciclo (4). La menstruación

Este es el momento más duro para algunas de vosotras. La energía tanto física como mental está casi bajo mínimos. Necesitamos tranquilidad, incluso algo de soledad, a veces, y no la encontramos por ningún sitio. Eso nos lleva a estar algo más alterables, bien con ganas de llorar o nerviosas, irritables… Y si además, sentimos dolor, todo se pone más cuesta arriba. Estas dos plantas pueden ayudarnos a recuperar la serenidad perdida, al menos en parte, y sobrellevar esos días hasta que la Guerrera vuelva a resurgir renovada.

ARTEMISA (Artemisia vulgaris). En la antigüedad se consideraba una planta femenina, asociada a Venus. En Europa se utilizó mucho para hacer magia, favorecer los sueños y proporcionar protección. Se colocaba una ramita de artemisa bajo la almohada con la intención de regular el ciclo hormonal y recuperar la menstruación perdida. Tomada durante la regla, armoniza la circulación sanguínea, ayuda al hígado a desintoxicarse y calma las molestias. NO SE PUEDE TOMAR DURANTE EL EMBARAZO. En tisana, se hace una infusión de 5 minutos con ½ cucharadita por taza, toma una o dos tazas al día. En tintura, de 20 a 60 gotas (0,5 a 1,5 ml) de 1 a 2 veces al día. Evita tomar fuertes dosis durante más de un mes, pues esta planta hace trabajar mucho al hígado.Resultado de imagen de artemisa vulgaris

VALERIANA (Valeriana officinalis). Es una planta sedante muy importante. Aporta una gran relajación, además es analgésica y antiespasmódica, ayuda a calmar los dolores. Debe usarse con moderación y de manera puntual, porque en algunas personas puede desarrollar dependencia (aunque no es lo frecuente). En tisana, se prepara una infusión con una cucharadita de raíces por taza durante 10 minutos. Imagen relacionadaSi no te gusta su sabor, puedes mezclarla con otras infusiones, mejor relajantes, como melisa, verbena o azahar. En tintura, de 40 a 160 gotas (1 a 4 ml) 2 ó 3 veces al día unos 30 minutos antes de irse a dormir. Es preferible empezar por la dosis más baja e ir aumentando si es necesario. También se pueden tomar con cuentagotas cada media hora para aliviar el dolor, aunque debe tenerse precaución para no consumir más de 400 gotas (10 ml) al día.

Para leer sobre las otras fases: Fase premenstrualOvulaciónFase preovulatoria

Plantas para el ciclo (3). Fase premenstrual

Plantas para el ciclo (3). Fase premenstrual

En esta fase, el cuerpo y la mente buscan su descanso y se preparan para eliminar todo lo que no quieren o necesitan. Es un buen momento para acompañar al hígado, apoyar el sistema nervioso, equilibrar las hormonas, nutrir el cuerpo y preparar el útero para la siguiente fase.

La MELISA (Melissa officinalis) posee virtudes calmantes y digestivas. Es ideal para combatir la angustia y la ansiedad que a veces aparecen en esta fase, calmando y aportando serenidad. También es útil contra los gases y las hinchazones y retenciones de líquidos que se pueden prResultado de imagen de melissa officinalis floroducir durante estos días. Su  ligero efecto sedante la hace apropiada para tomarla antes de ir a dormir. Si sientes que te relaja demasiado, rebaja la dosis propuesta. En tisana, echa una cucharadita por taza en infusión durante 10 minutos.

En esta fase, el hígado está ocupado en gestionarResultado de imagen de diente de leon hoja los estrógenos y la progesterona y el DIENTE DE LEÓN (Taraxacum officinalis) activa la secreción y evacuación de la bilis, disminuyendo la irritabilidad y las incomodidades digestivas. Facilita el tránsito intestinal que a veces se desajusta antes de la regla. Como diurético, ayuda en casos de retención de líquidos. Se consume en ensaladas (si la encuentras en algún sitio). En decocción, sus raíces se hierven entre 10 y 30 minutos, según la cantidad que quieras usar al día.

La AQUILEA (Achillea millefolium) equilibra el ciclo hormonal, disminuyendo el síndrome premenstrual. También atenúaImagen relacionada la fiebre y el dolor de cabeza. Tomada antes y durante la regla, disminuye los calambres y las hemorragias abundantes.
En tisana, prepara una infusión durante 10 minutos con 1 cucharadita de flores por taza. En tintura, toma de 20 a 120 gotas (1 a 3 ml) según la necesidad, 2 ó 3 veces al día. No se puede tomar durante el embarazo.

La ANGÉLICA (Angelica archangelica) es un estimulante circulatorio y una planta diurética, que ayuda cuando hay retención de líquidos e hinchazón del vientre. Aporta calor al útero, permitiendo que la sangre fluya libremente.Resultado de imagen de angelica planta Precisamente por eso, es preferible usarla antes de la regla, no durante ésta, para evitar un sangrado mayor. Tradicionalmente se ha empleado para regular el ciclo hormonal y devolver el tono en caso de gran fatiga, ya que es una planta que contiene mucho hierro. En decocción, se emplea una cucharada sopera de raíz por taza, cociendo de 30 a 60 minutos. En tintura, de 20 a 40 gotas (0,5 a 1 ml) de 2 a 4 veces al día.

El REISHI (Ganoderma lucidum) es un hongo de origen asiático, considerado como una medicina de larga vida. Es adaptógeno y un tónico inmunitario profundo. Protege las células de la oxidación y mata bacterias y virus. Se adapta a las necesidades de nuestro cuerpo y, entre otras cosas, fluidifica la sangre preparando al útero para menstruar. Protege al hígado de las toxinas. Regula la glucemia que en ocasiones puede verse alterada en esta fase. Ayuda a recuperarse de la fatiga, favorece el sueño y calma el sistema nervioso. Puede encontrarse más fácilmente en tintura o en perlas. En el primer caso, es menos bioasimilable, por lo que debe tomarse una dosis alta: 3 a 6 ml. 2 ó 3 veces al día. En forma de perlas, seguir las dosis recomendadas por el fabricante, pues varían en función de la concentración que hayan utilizado.Resultado de imagen de reishi

Lee más aquí: PreovulaciónOvulaciónMenstruación

Plantas para el ciclo (2). La ovulación

Plantas para el ciclo (2). La ovulación

Las plantas escogidas llevan la circulación hacia la pelvis, ayudan a producir secreciones, y acompañan al hígado en su trabajo de metabolización de estrógenos. De esta manera, se pueden favorecer la ovulación, la sexualidad y el deseo.

El SHATAVARI (Asparagus recemosa) es una planta ampliamente utilizada en la medicina ayurvédica. Aumenta la libido, las secreciones y la fertilidad, mejora la ovulación, shatavariequilibra el sistema hormonal. Calma las incomodidades durante la ovulación, aporta energía a toda la zona pélvica. Es adaptógena, ayuda a regular y aumentar la vitalidad del sistema inmunitario, bajar los niveles de estrés y acelerar la recuperación. Se puede hacer una decocción de las raíces a fuego lento durante 2 horas,50 ó 100 gr. por litro, y beber 1 ó 2 tazas diarias.

Otra planta muy interesante y fácilmente asequible es el JENGIBRE (Zingiber officinalis). Es un estimulante circulatorio que lleva la sangre hasta el útero, y con ella, oxígeno, calor y energía. Gracias a estas propiedades, es ligeramente emenagogo (facilita la menstruación). Suele ser más conocido como calmante de las náuseas del embarazo si se beben pequeñas cantidades de infuResultado de imagen de jengibresión o se mastica un trozo crudo. En forma de cataplasma, reduce inflamaciones o calienta los ovarios y el útero, lo que relaja la zona y alivia también durante la regla. En infusión, se echa una cucharadita por taza y pueden beberse hasta 8 al día. Se puede hacer una decocción, llevando a ebullición la raíz fresca cortada a trozos o rallada (una cucharada sopera por medio litro de agua), y cocer a fuego lento entre 20 minutos y 2 horas, según la cantidad que hagas. Para hacer una cataplasma, ralla la raíz fresca, métela en una gasa y colócala directamente sobre el vientre.

Esta otra planta es muy conocida en la medicina tradicional china. Es el DONG QUAI (Angelica sinensis), conocida por ser la planta amiga de las mujeres. Aporta sangre y calor a la pelvis. Tiene un efecto regulador sobre las prostaglandinas que, entre otras funciones, provocan la contracción de la musculatura lisa, de la que se compone el útero. Estas hormonas se liberan durante la menstruación para favorecer el desprendimiento del endometrio, lo que en muchos casos causa dolores que médicamente se tratan con inhibidores de la liberación de estas sustancias. Esta planta, al actuar sobre ellas, reduce las molestias asociadas a la ovulación o la regla. Resultado de imagen de dong quaiEs una opción natural a esos medicamentos. Además, regula las hormonas, es estrogénica (induce a la formación de estrógenos, hormonas reguladoras del ciclo femenino) y adaptógena (contiene sustancias y nutrientes que ayudan al cuerpo a alcanzar un rendimiento óptimo a nivel físico y mental). Favorece la fertilidad, pero también es abortiva, por lo que debe evitarse ante la primera sospecha de embarazo. La forma más cómoda de tomarlo y más fácil de encontrar es en cápsulas.

El CARDO MARIANO (Sylibum marianum) antiguamente se usaba creyendo que aumentaba la producción de leche. Sus semillas protegen el hígado. Cuando la ovulación se retrasa o si te afecta el mal humor durante esta fase, el cardo ayuda al hígado a metabolizar los estrógenos y facilitar este período. Lo venden en perlas. Las semillas se pueden usar molidas en la comida, una cucharada sopera de una a dos veces al día.Imagen relacionada

Para conocer las plantas apropiadas para el resto de semanas: PreovulaciónFase premenstrualMenstruación