Plantas para el ciclo (4). La menstruación

Este es el momento más duro para algunas de vosotras. La energía tanto física como mental está casi bajo mínimos. Necesitamos tranquilidad, incluso algo de soledad, a veces, y no la encontramos por ningún sitio. Eso nos lleva a estar algo más alterables, bien con ganas de llorar o nerviosas, irritables… Y si además, sentimos dolor, todo se pone más cuesta arriba. Estas dos plantas pueden ayudarnos a recuperar la serenidad perdida, al menos en parte, y sobrellevar esos días hasta que la Guerrera vuelva a resurgir renovada.

ARTEMISA (Artemisia vulgaris). En la antigüedad se consideraba una planta femenina, asociada a Venus. En Europa se utilizó mucho para hacer magia, favorecer los sueños y proporcionar protección. Se colocaba una ramita de artemisa bajo la almohada con la intención de regular el ciclo hormonal y recuperar la menstruación perdida. Tomada durante la regla, armoniza la circulación sanguínea, ayuda al hígado a desintoxicarse y calma las molestias. NO SE PUEDE TOMAR DURANTE EL EMBARAZO. En tisana, se hace una infusión de 5 minutos con ½ cucharadita por taza, toma una o dos tazas al día. En tintura, de 20 a 60 gotas (0,5 a 1,5 ml) de 1 a 2 veces al día. Evita tomar fuertes dosis durante más de un mes, pues esta planta hace trabajar mucho al hígado.Resultado de imagen de artemisa vulgaris

VALERIANA (Valeriana officinalis). Es una planta sedante muy importante. Aporta una gran relajación, además es analgésica y antiespasmódica, ayuda a calmar los dolores. Debe usarse con moderación y de manera puntual, porque en algunas personas puede desarrollar dependencia (aunque no es lo frecuente). En tisana, se prepara una infusión con una cucharadita de raíces por taza durante 10 minutos. Imagen relacionadaSi no te gusta su sabor, puedes mezclarla con otras infusiones, mejor relajantes, como melisa, verbena o azahar. En tintura, de 40 a 160 gotas (1 a 4 ml) 2 ó 3 veces al día unos 30 minutos antes de irse a dormir. Es preferible empezar por la dosis más baja e ir aumentando si es necesario. También se pueden tomar con cuentagotas cada media hora para aliviar el dolor, aunque debe tenerse precaución para no consumir más de 400 gotas (10 ml) al día.

Para leer sobre las otras fases: Fase premenstrualOvulaciónFase preovulatoria

Plantas para el ciclo (3). Fase premenstrual

En esta fase, el cuerpo y la mente buscan su descanso y se preparan para eliminar todo lo que no quieren o necesitan. Es un buen momento para acompañar al hígado, apoyar el sistema nervioso, equilibrar las hormonas, nutrir el cuerpo y preparar el útero para la siguiente fase.

La MELISA (Melissa officinalis) posee virtudes calmantes y digestivas. Es ideal para combatir la angustia y la ansiedad que a veces aparecen en esta fase, calmando y aportando serenidad. También es útil contra los gases y las hinchazones y retenciones de líquidos que se pueden prResultado de imagen de melissa officinalis floroducir durante estos días. Su  ligero efecto sedante la hace apropiada para tomarla antes de ir a dormir. Si sientes que te relaja demasiado, rebaja la dosis propuesta. En tisana, echa una cucharadita por taza en infusión durante 10 minutos.

En esta fase, el hígado está ocupado en gestionarResultado de imagen de diente de leon hoja los estrógenos y la progesterona y el DIENTE DE LEÓN (Taraxacum officinalis) activa la secreción y evacuación de la bilis, disminuyendo la irritabilidad y las incomodidades digestivas. Facilita el tránsito intestinal que a veces se desajusta antes de la regla. Como diurético, ayuda en casos de retención de líquidos. Se consume en ensaladas (si la encuentras en algún sitio). En decocción, sus raíces se hierven entre 10 y 30 minutos, según la cantidad que quieras usar al día.

La AQUILEA (Achillea millefolium) equilibra el ciclo hormonal, disminuyendo el síndrome premenstrual. También atenúaImagen relacionada la fiebre y el dolor de cabeza. Tomada antes y durante la regla, disminuye los calambres y las hemorragias abundantes.
En tisana, prepara una infusión durante 10 minutos con 1 cucharadita de flores por taza. En tintura, toma de 20 a 120 gotas (1 a 3 ml) según la necesidad, 2 ó 3 veces al día. No se puede tomar durante el embarazo.

La ANGÉLICA (Angelica archangelica) es un estimulante circulatorio y una planta diurética, que ayuda cuando hay retención de líquidos e hinchazón del vientre. Aporta calor al útero, permitiendo que la sangre fluya libremente.Resultado de imagen de angelica planta Precisamente por eso, es preferible usarla antes de la regla, no durante ésta, para evitar un sangrado mayor. Tradicionalmente se ha empleado para regular el ciclo hormonal y devolver el tono en caso de gran fatiga, ya que es una planta que contiene mucho hierro. En decocción, se emplea una cucharada sopera de raíz por taza, cociendo de 30 a 60 minutos. En tintura, de 20 a 40 gotas (0,5 a 1 ml) de 2 a 4 veces al día.

El REISHI (Ganoderma lucidum) es un hongo de origen asiático, considerado como una medicina de larga vida. Es adaptógeno y un tónico inmunitario profundo. Protege las células de la oxidación y mata bacterias y virus. Se adapta a las necesidades de nuestro cuerpo y, entre otras cosas, fluidifica la sangre preparando al útero para menstruar. Protege al hígado de las toxinas. Regula la glucemia que en ocasiones puede verse alterada en esta fase. Ayuda a recuperarse de la fatiga, favorece el sueño y calma el sistema nervioso. Puede encontrarse más fácilmente en tintura o en perlas. En el primer caso, es menos bioasimilable, por lo que debe tomarse una dosis alta: 3 a 6 ml. 2 ó 3 veces al día. En forma de perlas, seguir las dosis recomendadas por el fabricante, pues varían en función de la concentración que hayan utilizado.Resultado de imagen de reishi

Lee más aquí: PreovulaciónOvulaciónMenstruación

Esta soy yo

Elena

Elena

Advanced Moon Mother formada por Miranda Gray, Terapeuta Esencial y Master en Flores de Bach por el Centro Edward Bach de Madrid, EFT, Maestra de Reiki Usui Tibetano.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Mujer de Luna

Esta aventura comenzó como Historias en Espiral, una nube de textos que se entretejían formando un viaje hacia el interior. Se transformó en Mujer de Luna cuando el viaje se llenó de energía y esencia femenina conectada con la Luna y nuestro útero. ¿En qué estación del viaje estás tú?

Páginas