¿Feliz? Día ¿Internacional? de la Mujer

Empiezo a estar harta de tanta felicitación. Lo primero porque no me parece que sea un día feliz. Y mucho menos, internacional.
Hoy no nos reunimos las mujeres para regodearnos de lo altas, guapas e inteligentes que somos. Hoy recordamos con tristeza y horror a las 146 mujeres muertas y las 71 heridas en el incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York. Mujeres dedicadas a trabajar 9 horas diarias por un sueldo insignificante, la mayoría, jóvenes e inmigrantes. Mujeres con escasos derechos que empezaban a removerse y a reivindicar algo más. Mujeres que eran encerradas durante las horas de trabajo para que no organizaran ninguna revuelta ni salieran a la calle a manifestarse, y que por eso no pudieron escapar del incendio. Y murieron encerradas, quemadas, gracias a la visión previsora del dueño de la empresa. A partir de esa desgracia, se realizaron cambios legislativos en las normas de seguridad y salud laboral y se creó el Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Confeccionistas. Dos grandes pasos surgidos de una gran desgracia. ¿Es motivo de felicitación? Más bien, de homenaje, digo yo.
Tampoco me parece un día “internacional” cuando hay tantos cientos de países en los que la mujer sigue siendo ninguneada, golpeada, violada, explotada, secuestrada, azotada, mutilada, asesinada impunemente. Cuando aún siguen muriendo mujeres (y hombres) en cochambrosas fábricas de ropa en países pobres donde los dueños de las cadenas de ropa pagan menos impuestos y, por supuesto, menos sueldos, para que así sus cuentas se llenen más y sus beneficios sean cada año mayores. ¡Qué orgullo salir en la lista de los hombres más ricos del mundo! ¿verdad?
Dejad de felicitarme por este día y salid a la calle a manifestaros, mirad a vuestro alrededor para poder denunciar cualquier abuso… Actuad.
Creo que este es otro de esos días que tuvieron sentido, pero que actualmente se ha convertido en una fecha más para felicitar a mis amigas, a mi madre, a mi cuñada. Pues no, es un día más, como otro cualquiera, en el que tenemos que seguir luchando por nosotras y por nosotros, por nuestras compañeras, por las que vendrán. Y dejarnos de enviar postales monísimas llenas de flores, corazones y Mafaldas. Como mucho, tener un recuerdo especial por todas las mujeres que se dejaron el cuerpo, el alma y muchas veces hasta la vida, tratando de mejorar el mundo. Y un profundo agradecimiento a todos aquellos hombres que se saltaron las convenciones sociales de la época y los machismos trasnochados para acompañarlas, ofrecerles su apoyo y luchar junto a o un paso por detrás de ellas.
Que hoy, mañana y siempre sean el Día de la Mujer, para que no olvidemos lo que nos queda por hacer.
DerechosMujer

Hombres con cáncer de mama

El cáncer de mama (o cáncer de seno) se produce en los tejidos de la mama, generalmente en los conductos que llevan la leche al pezón o en las glándulas de la zona. Aunque el número de hombres afectados por esta patología es casi anecdótico (apenas uno de cada cien diagnósticos), también ellos pueden padecer esta enfermedad. El problema es que toda la información existente y los tratamientos son para mujeres, no hay nada pensado para los hombres, por eso, es normal creer que nunca les va a pasar algo así.
Se detecta en hombres, por lo general, mayores de 60 años, pero, como ocurre en el caso de las mujeres, su incidencia está en aumento. Se consideran factores de riesgo la edad, los antecedentes familiares, las mutaciones genéticas hereditarias, la exposición frecuente a ciertos productos químicos, radiaciones o calor intenso, la obesidad, los problemas hepáticos, el alcoholismo o haber sufrido otro tipo de cáncer. Todos estos elementos pueden influir en los niveles de hormonas masculinas y desatar la enfermedad. Ahora bien, muchos de los hombres que la han desarrollado no presentaban factores de riesgo.
El tratamiento en ambos casos es similar y, si el cáncer se diagnostica en un mismo estadio, también la supervivencia. El problema es que los casos masculinos suelen detectarse, casi siempre, en un estadio más avanzado del proceso, ya que las alertas y los sistemas de prevención, con revisiones periódicas y mamografías, están orientados a las mujeres. La consecuencia es que los varones, a diferencia de las mujeres, rara vez se revisan el pecho y si perciben un primer síntoma (una protuberancia indolora, supuración del pezón con posibilidad de sangre, retracción del mismo, ulceración en la piel…) no sospechan la naturaleza del problema ni acuden al especialista de inmediato.
Para concienciar acerca de este tema, Oliver Bogler, investigador de tumores cerebrales y enfermo de cáncer de mama, se puso en contacto con el fotógrafo David Jay, autor del Scar Project (Proyecto Cicatriz), una serie de reportajes fotográficos en los que posan como modelos mujeres afectadas por esta enfermedad, enseñando sus cicatrices con el afán de visibilizar y sensibilizar a la sociedad. A Bogler le pareció que faltaba una parte de la realidad, la masculina, y ambos pusieron en marcha el Male Scar Project (Proyecto Cicatriz Masculino)
También existe un documental en proyecto titulado Times like these, a story of men with breast cancer (Tiempos como estos, una historia de hombres con cáncer de mama), en el que Bogler junto con otros hombres como Brett Miller o William Becker pretenden contar su historia y subrayar que muchos de los tratamientos disponibles están diseñados para mujeres y no son tan efectivos para los hombres, así como ayudar a otros hombres en su misma situación.
Podría escribir más sobre esto, pero nada mejor que la información de estos enlaces:
http://www.cancer.gov/espanol/tipos/seno
http://thescarprojectblog.com/tag/male-breast-cancer/
http://malebreastcancerblog.org/2013/05/05/launching-the-scar-project-male-breast-cancer-by-david-jay/
http://www.davidjayphotography.com/Image.asp?ImageID=1940661&apid=1&gpid=1&ipid=1&AKey=QNZ9HFXP

Delirios de guerrera

Cueva de lunas. Estela bordada de espuma roja. Mariposa de sueños. Tu sangre sagrada se derrama por mis entrañas regalando vida y sabiduría. Latiendo con fiereza, me das fuerza para guerrear en la vida armada con una sonrisa de amor.

¤  ¤  ¤  ¤  ¤  ¤ ¤  ¤  ¤  ¤  ¤  ¤ ¤  ¤  ¤  ¤  ¤  ¤ ¤  ¤  ¤  ¤  ¤  ¤ ¤  ¤  ¤  ¤  ¤  ¤ ¤  ¤  ¤  ¤  ¤  ¤ ¤  ¤  ¤  ¤  ¤

  Me siento sola, con la mirada perdida en el río, percibiendo el fluir de las aguas como hace unas horas corría la sangre en el campo de batalla.

   La sangre que vierten mis heridas calienta mi piel, fría de muerte, y mi alma se va liberando a través de mis suspiros. Dulce sensación. Pero una luz llena mi vientre. La luz blanca y fría de la Madre Luna, que me recuerda que esto aún no ha terminado. Cierro los ojos y siento su presencia en la caricia de la brisa, en la carcajada del agua saltando entre peñascos y sé que no estoy sola. Que nuestra Madre vela por mí y que miles de hermanas siguen batallando por sus almas, por sus cuerpos, por sus vidas, por la libertad. Poco a poco, bañada por el aroma de las flores que me rodean, me siento revivir. El árbol en el que descansa mi cuerpo agotado me abraza, transfundiendo en mis venas su vigor. Y mis heridas se van cerrando, dejan de sangrar. Y nuevamente me siento viva, preparada para seguir adelante con una sonrisa en el rostro, amor en el corazón, luz en  la mirada y coraje en los ovarios.

   Vuelvo a la batalla que no cesa. Bendíceme, Madre. Y que no llegue mi día antes de haber preparado a otra Guerrera de Luna que siga luchando por tus hijas más desafortunadas.

@ espiraldeluna

8 DE MARZO

Tiembla la rosa ante tu
nombre; mujer milenaria,
pacífica y serena, luminosa y bella.
Mujer que atormentas al viento,
desnuda tu lamento,
grita al mundo la injusticia.
Vístete para la fiesta,
camina con paso firme;
el mundo se arrodille ante
tu estirpe.
Eterna mujer de juventud
y fuerzas desmedidas.
Acorrala al malvado,
neutraliza su fuerza con tu don.
Los siglos te encontrarán
latente y pura, bella. De acero y luna
tus venas, invencible.
Canta al universo tu melodía
inventada por los duendes que
te conocen.
Grita, mujer, grita.
Tú puedes cruzar las barreras
del poder y hacer que se rindan
los oportunistas, los perversos,
los esclavistas, los negreros.
Ay, mujer, canta conmigo,
con ellas, con todas.
Gritemos al mundo con fuerza
divina ¡arriba, mujeres,
el mundo es nuestro!
Cristy Battistel Roggio

Anteriores Entradas antiguas

Esta soy yo

Elena

Elena

Advanced Moon Mother formada por Miranda Gray, Terapeuta Esencial y Master en Flores de Bach por el Centro Edward Bach de Madrid, EFT, Maestra de Reiki Usui Tibetano.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Mujer de Luna

Esta aventura comenzó como Historias en Espiral, una nube de textos que se entretejían formando un viaje hacia el interior. Se transformó en Mujer de Luna cuando el viaje se llenó de energía y esencia femenina conectada con la Luna y nuestro útero. ¿En qué estación del viaje estás tú?

Páginas