La capa de poder

Imagina que tus manos se llenan de poder y fuerza. Toda esa energía empieza a tejerse hasta convertirse en un vestido resplandeciente. Cada hebra es un momento de tu vida, pasada o futura, en que actúas con tu auténtica voluntad y tu auténtico corazón. Este vestido se convierte en una capa con capucha. Levanta esa capa y obsérvala ¿qué aspecto tiene? ¿Es pesada? ¿Cuál es su textura, su olor y el color de tu poder? Aprende a familiarizarte con esa prenda, esa parte de ti que está despierta, alerta y preparada para todo.

Haz una pausa.

Cuando estés lista, envuélvete en esa capa. En lugar de quedarse encima de tu ropa, su tejido se disuelve dentro de tu piel, la hidrata y colma cada célula de tu cuerpo con la energía y la fuerza que tenías en tus manos. Esa capa siempre ha formado parte de ti, pero ahora puedes verla y sentirla. Si miras de cerca, puedes ver la energía que reluce en tu piel, un suave resplandor como el de la luna. Has de saber que esa luz es tuya, que la has revelado a partir del espíritu luminoso que hay en ti. La confianza y seguridad que te inspiran hacen emerger tu ser espontáneo y real de las sombras y lo revelan dentro de tu cuerpo.

¿Te sientes como una sacerdotisa, una guerrera o una reina? ¿Cuál es el tipo de persona con la que la capa te permite mostrarte al mundo? Esa persona que todavía puede ser extraña para ti es el núcleo de tu ser. Tómate tiempo para grabar esa sensación en tu memoria para que a partir de ahora siempre te reconozcas a ti misma.

Haz una pausa.

Cuando estés lista vuelve al mundo con la capa de poder puesta. No tienes porqué quitártela nunca, pero la puedes volver a colocar cuando resbala de tus hombros. Cada vez que sientas los vientos fríos de la duda sobre ti misma y la incertidumbre, puedes requerirla y ella te infundirá calor en cada parcela protectora de tu propio ser divino.

(Meditación extraída del libro Eres una diosa. Tu cuerpo sagrado. Dianne Sylvan. Ed. Obelisco)

Chi Kung para la mujer

Este libro nos explica cómo utilizar los ejercicios energéticos y físicos del chi kung para equilibrar y restablecer la salud de la mujer. Nos cuenta cómo abrir los canales energéticos vinculados a los órganos reproductores femeninos y cómo eliminar los bloqueos energéticos que provocan disfunciones y enfermedades sexuales. Aparece un masaje de pecho y genitales que hace circular el chi (la energía vital) por todo el organismo. También se detalla la práctica del levantamiento de pesas chi, técnica semejante a los ejercicios de Kegel, pero con el empleo de un huevo intravaginal de jade. A todo esto (y más), se suman consejos dietéticos, limpiezas depurativas y remedios herbales que estimulan aún más la sanación de los órganos femeninos y la conservación del deseo sexual.

Sus autores son renombrados maestros de Tao y alquimia interior.

Bendición Earth-Yoni

Según Miranda Gray, volvemos a encontrarnos en este 2017 en un año impregnado por la energía de la Madre. Y los años de la Madre, Miranda nos regala la Bendición Tierra-Yoni. En sus propias palabras,

El Yoni (utilizado aquí como el nombre que abarca la vagina y la vulva) es un santuario sagrado. Es la hermosa puerta de entrada a través de la cual la energía de la Tierra entra en nuestro cuerpo, la puerta a través de la cual emerge la vida, y a través de la cual nos conectamos con la Tierra. El Yoni une el mundo externo con la oscuridad y el centro espiritual que es nuestro útero, y nos enraíza con la Tierra. door2Es el santuario físico de la Divinidad Femenina en su aspecto de mujer joven, adulta, mujer madura y anciana.
Con tantas mujeres inseguras en el mundo moderno de lo que significa ser mujer y “femenina” hemos quedado desconectadas de nuestro Yoni. Ya no lo vemos como un bello símbolo de la feminidad. Tampoco lo vemos como una fuente de adoración espiritual, sensual y sexual, ni como una fuente de empoderamiento femenino. Con el Yoni alienado hemos perdido nuestra conexión con la Madre Divina, con la sexualidad, la abundancia, la fuerza, la creatividad y el amor. En esta simple bendición la Madre Divina vuelve a nosotras, para sanar la alienación y despertar su energía y su presencia en nuestras vidas.
Cuando damos la Bendición Earth-Yoni nos abrimos al amor de la Madre Diosa y permitimos  que su presencia y energía fluya en nuestra cultura y sociedad a través de las mujeres que bendecimos.
Regálate ese momento de conexión contigo misma, siente la Tierra latir debajo de ti y a través de ti, ábrete a la vida que entra y sale por tu Puerta Sagrada.
Para más información, consulta su web http://www.earth-yoni.com. Inscríbete y disponte a disfrutar de la experiencia. Puedes realizarla sola o en un grupo de mujeres, compartiendo la energía que se crea entre todas. Sea como sea, que la Diosa te bendiga, hermana.

Meditación de la Sonrisa Interior

Este es un sencillo ejercicio de Chi Kung que atrae energía positiva a los órganos internos y las glándulas. Aunque no es específico para los órganos femeninos, estos también reciben su dosis de energía y es una manera de cuidarnos y conectar con nuestro interior. Ya me contaréis qué tal os va.

 

Siéntate en una postura cómoda, con la espalda recta y los pies bien apoyados en el suelo. Sonríe, sonríete, a ti, a la vida, a tu cuerpo, a todo tu ser. Imagina esa sonrisa ante ti y respira en ella.

Resultado de imagen de sonrisa

Al ritmo de la respiración, lleva esa sonrisa al entrecejo y visualiza cómo entra en tu interior, fluye por tu nariz y tus mejillas y al llegar a tus labios, sonríe. Haz descender esa sonrisa imaginaria por el cuello, la garganta, la tiroides y el timo. Sonríe en tu corazón y siente su alegría y amor que se extienden desde él hacia los pulmones, el hígado, el bazo, el páncreas, los riñones, los órganos sexuales y los genitales.

Imagina una segunda sonrisa que llega a tus ojos y entra en ti. Llévala a la boca, hazla descender hasta el estómago, y recorre los intestinos delgado y grueso, hasta el recto y el ano (la totalidad del aparato digestivo)

Sonríe nuevamente y entorna los ojos hacia arriba. Dirige tu sonrisa al centro del cerebro. Siente cómo se expande y crece con una luz dorada que resplandece. Sonríe a cada parte, a cada hemisferio cerebral, y a la base del cráneo. Haz descender la sonrisa a través de tus vértebras, una a una, hasta el sacro y el cóccix.

Vuelve a sonreír y siente como si te bañaras bajo una refrescante cascada o bajo los rayos del sol… sonrisas, alegría y amor.

Reúne toda la energía de la sonrisa en la zona del ombligo (4 cm. en el interior del cuerpo). Haz girar esa energía en espiral, con la mente o con un gesto de las manos, desde el centro hacia el exterior, 36 vueltas en el sentido contrario a las agujas del reloj y otras 24 en el sentido de las agujas, devolviendo la energía al centro. Almacena toda esta energía en el ombligo, sonríete y da por finalizado el ejercicio.

Si buscáis “sonrisa interior” por Internet, podéis encontrar otras formas, todas basadas en el Tao y el Chi Kung o Ki Gong. La que os ofrezco aquí es la del libro Chi Kung para la salud y vitalidad femenina, Mantak Chia y William U. Wei (Ed. Obelisco) 

Anteriores Entradas antiguas

Esta soy yo

Elena

Elena

Advanced Moon Mother formada por Miranda Gray, Terapeuta Esencial y Master en Flores de Bach por el Centro Edward Bach de Madrid, EFT, Maestra de Reiki Usui Tibetano.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Mujer de Luna

Esta aventura comenzó como Historias en Espiral, una nube de textos que se entretejían formando un viaje hacia el interior. Se transformó en Mujer de Luna cuando el viaje se llenó de energía y esencia femenina conectada con la Luna y nuestro útero. ¿En qué estación del viaje estás tú?

Páginas