Meditación de la Sonrisa Interior

Este es un sencillo ejercicio de Chi Kung que atrae energía positiva a los órganos internos y las glándulas. Aunque no es específico para los órganos femeninos, estos también reciben su dosis de energía y es una manera de cuidarnos y conectar con nuestro interior. Ya me contaréis qué tal os va.

 

Siéntate en una postura cómoda, con la espalda recta y los pies bien apoyados en el suelo. Sonríe, sonríete, a ti, a la vida, a tu cuerpo, a todo tu ser. Imagina esa sonrisa ante ti y respira en ella.

Resultado de imagen de sonrisa

Al ritmo de la respiración, lleva esa sonrisa al entrecejo y visualiza cómo entra en tu interior, fluye por tu nariz y tus mejillas y al llegar a tus labios, sonríe. Haz descender esa sonrisa imaginaria por el cuello, la garganta, la tiroides y el timo. Sonríe en tu corazón y siente su alegría y amor que se extienden desde él hacia los pulmones, el hígado, el bazo, el páncreas, los riñones, los órganos sexuales y los genitales.

Imagina una segunda sonrisa que llega a tus ojos y entra en ti. Llévala a la boca, hazla descender hasta el estómago, y recorre los intestinos delgado y grueso, hasta el recto y el ano (la totalidad del aparato digestivo)

Sonríe nuevamente y entorna los ojos hacia arriba. Dirige tu sonrisa al centro del cerebro. Siente cómo se expande y crece con una luz dorada que resplandece. Sonríe a cada parte, a cada hemisferio cerebral, y a la base del cráneo. Haz descender la sonrisa a través de tus vértebras, una a una, hasta el sacro y el cóccix.

Vuelve a sonreír y siente como si te bañaras bajo una refrescante cascada o bajo los rayos del sol… sonrisas, alegría y amor.

Reúne toda la energía de la sonrisa en la zona del ombligo (4 cm. en el interior del cuerpo). Haz girar esa energía en espiral, con la mente o con un gesto de las manos, desde el centro hacia el exterior, 36 vueltas en el sentido contrario a las agujas del reloj y otras 24 en el sentido de las agujas, devolviendo la energía al centro. Almacena toda esta energía en el ombligo, sonríete y da por finalizado el ejercicio.

Si buscáis “sonrisa interior” por Internet, podéis encontrar otras formas, todas basadas en el Tao y el Chi Kung o Ki Gong. La que os ofrezco aquí es la del libro Chi Kung para la salud y vitalidad femenina, Mantak Chia y William U. Wei (Ed. Obelisco) 

Esta soy yo

Elena

Elena

Advanced Moon Mother formada por Miranda Gray, Terapeuta Esencial y Master en Flores de Bach por el Centro Edward Bach de Madrid, EFT, Maestra de Reiki Usui Tibetano.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Mujer de Luna

Esta aventura comenzó como Historias en Espiral, una nube de textos que se entretejían formando un viaje hacia el interior. Se transformó en Mujer de Luna cuando el viaje se llenó de energía y esencia femenina conectada con la Luna y nuestro útero. ¿En qué estación del viaje estás tú?

Páginas